Nadie podía imaginar

Dolores Ibárruri, secretaria general del Partido Comunista de España en el exilio, pronunció la siguiente frase el 8 de marzo, día de la mujer, de 1946: “Ayudad a los heroicos guerrilleros”.

Nadie, ni siquiera la mujer que había logrado asumir el cargo de dirección del PCE, podía imaginar en aquel tiempo que las mujeres pudieran unirse al movimiento guerrillero. El rol de las mujeres, consideraban, era “ayudar a los heroicos guerrilleros”.

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


*